Sin SOL la vida green sería imposible. La fotosíntesis es el motor energético más poderoso de la Naturaleza. El sol, junto con el agua de mar, son los auténicos motores green del planeta Tierra. La fotosíntesis es imprescindible para generar la vida green en la supericie planetaria.  Los procesos green de la biocenosis –fitoplancton/zooplancton– en el mar, sin el sol, no serían posibles, ya que la cadena nutritivo/alimenticia del mar se interrumpiría, acabando con la vida de sus habitantes; al igual que se acabaría la vida vegetal en la superficie de la tierra. Sin sol no habría ni respiración, ni nutrición celular.


Sorprende que los sanitaristas y gremios médicos -hay excepciones- le tengan declarada la guerra al sol y al agua de mar, la madre de todas las aguas. Es absurdo, ponerle obstáculos “cancerígenos” a la exposición racional al sol . El mar y el sol son apetecidos instintivamente por los humanos aunque se les pongan obstáculos irracionales. 


El Premio Nobel, 1932, Otto Warbürg, padre de la respiración celular, dijo: “Todas las enfermedades son ácidas y donde hay oxígeno y alcalinidad no puede haber enfermedad ni cáncer”.  Sus descubrimientos siguen siendo ignorados, motivo por el cual mantenemos una guerra contra el sol, cuyas radiaciones son fundamentales en el metabolismo de las vitaminas D-1 y D-3 (colecalciferol), el calcio y otros minerales imprescindibles para mantener el pH alcalino de un organismo bien nutrido. Por darle la espalda al sol es que padecemos la gran epidemia de enfermedades degenerativas que arrasan, especialmente, a los habitantes de los paises “desarrollados”. La osteoporosis, es el ejemplo típico.


Las radiaciones ultravioleta del sol metabolizan el colesterol de la piel para producir 169 UI de vitamina D-1 por hora y por cada uno de los 18.000cm2 de piel que tiene un humano. Vit. D-1 que va a los riñones y al hígado para transformarse en Vt. D–3 (colecalciferol) que irá al intestino delgado para permitir la absorción del calcio y otros minerales que reforzarán la densidad ósea, hasta que ese calcio sea reclamado por las células para apagar los fuegos de la acidez y mantener constante el pH del medio interno celular que debe ser alcalino –pH 7,37 a 7,47– y que es tan importante que esté equilibrado como lo es mantener la temperatura corporal entre 36ºC y 37ºC. Tema, el pH, que no es tenido en cuenta por los sanitaristas. Motivo por el cual todas las enfermedades articulares, y otra muchas más, son la consecuencia de la falta de incidencia del SOL en nuestra piel. Todas las enfermedades son ácidas y el sol las alcaliniza para prevenir y curar todas las enfermedades, si a ello se suma un óptimo consumo de oxígeno –VO2– una nutrción orgánica, alcalina y biodisponible –agua de mar– y el anti-estrés de la relajación.


El fitoplancton se encarga de absorber el CO2 de la atmósfera, tal como lo hacen las plantas en la Tierra, para metabolizarlo (clorofila/cloroplastos) y devolvernos el oxígeno, O2, que respiramos los animales terrestres. El 70% de la polución atmosférica del planeta la absorbe el mar a través de su fitoplancton. Mucho más CO2 absorbe de la atmósfera el mar que las plantas. Hasta un 80% más, por lo menos. El aumento de la polución –otros para confundir la denominan contaminación– atmosférica hace que el mar se acidifique y su pH, recientemente, haya bajado de 8,4  a 8,2. La acidez progresiva es la culpable de que muchos seres vivos marinos estén en peligro de extinción, especialmente los que tienen sus caparazones silico/calcáreos, como los corales, los camarones, las almejas, los caracoles, los mejillones, las langostas y otros.

Es muy curioso que el mismo problema de la acidificación está sucediendo en los humanos, pero parece que eso no importa y, lamentablemente, será muy difícil que nos ocupemos de la acidez del mar, si no somos capaces de hacerlo con la acidez nuestra, que es la culpable de todas las enfermedades que padecemos los humanos. Tema sobre el que abundamos en otra parte de esta web.







GOLF VIDEO

SIN

GREEN

SOL

NO HAY

Golf_video.html